domingo, 2 de abril de 2017

El trinquete del Grao

El trinquete del Grao

«El 29 de Abril de 1928 se abrió al público el denominado "Trinquet del Grao", siendo su nombre "Trinquet de Levante". Aunque no pertenecía a este barrio, sino al Canyamelar, así era conocido, tanto por los muchos aficionados de la capital como por los habitantes del distrito.

Estaba ubicado entre las calles del Amparo y San Pascual, actual manzana de Francisco Cubells 37 -antes San Vicente-.

El "Trinquet de Levante" se puso en candelero en la década de los 30 y mantuvo con el de Pelayo una fuerte lucha por la afición.»

El Grao: cosas de aquí

Mari Carmen Serra Olmo


Jugadores de "Escala i corda" en el "Trinquet de Levante" el día de la inauguración. De izquierda a derecha: Faixero, Fusteret de La Llosa, Juliet de Paterna, Peris de Ondara, Juliet (empresario) , Chato de Pedreguer, Guara y Mendoza de Torrent

domingo, 26 de marzo de 2017

Sissi, extraña turista en el Puerto de Valencia

Sissi, extraña turista en el Puerto de Valencia

«La emperatriz Elizabeth, esposa de Francisco José, pasó los últimos días de 1892 en Valencia, en un viaje de incógnito.  No aceptó recibir a las autoridades y se dedicó a paseos solitarios, visitas turísticas y compras de objetos típicos.


La emperatriz Sissi 

Franz Xaver Winterhalter

Wikipedia


El joven emperador Francisco José en 1851 luciendo medallas militares 
y la banda de la Orden de María Teresa

Johann Ranzi

Tres días y medio fue cuanto pudo permanecer en Valencia la emperatriz Elizabeth, la Sissi casada con el emperador Francisco José de Austria-Hungría, durante una extraña estancia de incógnito como turista en Valencia en los últimos días del año 1892. Inquieta, silenciosa, la popular Sissi, la bella Sissi de las películas edulcoradas, partió de Valencia muy pronto. Aunque tuvo tiempo de visitar la ciudad histórica, hacer muchas compras, viajar en el tren de vapor que los valencianos llamaban “El Ravachol” y dar largos paseos solitarios por el puerto. Su obsesión solo era una: pasar inadvertida, ocultar su fama de emperatriz.



El Ravachol

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=370996&page=69

No es posible pasar desapercibido cuando uno llega a un puerto como el de Valencia, que en el lejano diciembre de 1892 estaba sensiblemente destartalado, a bordo de un yate imperial de tres mástiles y dos chimeneas, con potentes ruedas de paletas, bastante más grande y poderoso que el que había traído años atrás a la reina Isabel II a Valencia.


http://ruizcavallaro.xoom.it/comemorativa_centenario.html

El “Miramar” era un buque de la Marina imperial austro-húngara, con base en Trieste, que cumplía la misión de llevar a la emperatriz Sissi en un constante deambular por el Mediterráneo y el Atlántico. Ciento sesenta y siete tripulantes atendían los menores deseos de una dama llena de caprichos y rarezas, capaz de hacerse atar al mástil en medio de una tormenta cuanto el buque seguía, en las inmediaciones de la isla de Corfú, la misma singladura que Ulises había hecho en su Odisea.


El viaje de Sissí



El "Miramar"

http://vidamaritima.com/

Las Provincias, el 28 de diciembre de 1892, llevaba en portada una información sobre la estancia de la emperatriz en Mallorca. Probablemente ya se sabía en la redacción que la famosa Sissi llegaba ese día a Valencia. A las ocho y media de la mañana del Día de los Inocentes, el enorme buque, comandado por el capitán Wathel, echó el ancla en medio de la dársena que hoy es de la America´s Cup, la única instalación disponible cuando se estaban construyendo todavía, con obra fija, los muelles de la Aduana, donde actualmente están las bases de Luna Rossa y BMW Oracle.

La redacción del periódico tuvo buen cuidado de respetar una cláusula informativa básica: la visita era privada y de incógnito. No se le daba, pues, tratamiento oficial, lo que no quiere decir que no se le dieran a los lectores todos los detalles posibles. Así sabemos que la emperatriz Sissi visitó por la mañana la Fonda de España, en la plaza de Castelar, que vio varias habitaciones pero no tomó ninguna, que pidió un intérprete en el hotel y que en su compañía visitó la ciudad.


Fonda España

http://solerdos.blogspot.com.es/

Recorrió la calle de San Vicente, la plaza de la Reina y la calle de Zaragoza; visitó la Catedral, la basílica de la Virgen y también la Lonja. Y conoció por fuerza el bullicioso mercado callejero situado delante del edificio gótico.


Plaza del Mercado

Valencia en 1888 

Archivo José Huguet

Visitó también la Aduana (hoy Tribunal Superior de Justicia y entonces Fábrica de Tabacos) y los contiguos jardines de la Glorieta. Como estaba muy cerca, recorrió la Feria de Navidad instalada en el Llano del Remedio, hoy avenida de Navarro Reverter.


http://valenciadesaparecida.blogspot.com.es/2012/04/


Feria de Navidad en el Llano del Remedio. 1908

http://solerdos.blogspot.com.es/

Los comerciantes quieren ser nombrados

En el periódico del 30 de diciembre, Las Provincias informa que la emperatriz Sissi había sido vista paseando por los muelles, por entonces nada románticos ya que estaban llenos de bloques para las obras. Después tomó el tranvía de vapor, el popular “Ravachol”, acompañada siempre de un joven y una dama, y llegó hasta el edificio de la Audiencia, que era el actual Palacio de la Generalitat, en la calle de Caballeros.

Más tarde hizo unas compras. Sin identificarse, ocultando incluso el rostro, con la mayor discreción. Cuando el diario informó que había estado en una Platería de la zona de la plaza Lope de Vega, en la que había gastado 200 pesetas en los collares y agujas de moño típicos de las labradoras; cuando anotó nuestro redactor que había estado en la fábrica La Ceramo comprando cerámicas de reflejo dorado, el director recibió de inmediato los recados de otras tiendas que también habían contado con su presencia y querían salir nombradas en los papeles.


Platería en la plaza Lope de Vega

Francesc Jarque


La Ceramo en 1905

Archivo de José Huguet

Al día siguiente, con corteses explicaciones, Las Provincias dijo que informaba de lo que sabía; y que ahora podía añadir que Sissi había comprado también una manta típica de labrador, que había adquirido cerámicas de Ros y Urgell, que se la había visto en el conocido Bazar de Janini y que había querido ver el Gigantón de Arruche, en la calle Lope de Vega, el popular reclamo comercial de una tienda de aquella Valencia antañona.


Calle Zaragoza donde estaba el Bazar Janini

Todocolección

En el coche de Domenech

Al regresar el día 29 de diciembre el puerto a bordo del siempre humeante y nada limpio Ravachol, el director de la Compañía de Tranvías, Federico Domenech, miembro de la familia propietaria de nuestro periódico, ofreció a la emperatriz Sissi su propio coche. Le estaba esperando en la subida del puente del Mar, que entonces no tenía escalones sino una rampa donde el trenecillo solía jadear lentamente. En realidad ese fue el único contacto cortés y semioficial que la ilustre dama tuvo en Valencia: porque aceptó la invitación y con sus acompañantes se dejó llevar hasta la Escala Real del puerto en el coche del señor Domenech.


Puente del Mar en 1897

http://www.jdiezarnal.com/valenciapuentedelmar.html


Escalera Real

Todocolección

El 30 de diciembre hizo mal tiempo y Sissi no bajó a tierra por la mañana. El periódico Las Provincias informó de lo que se sabía: de la discreta vigilancia que el gobernador había mandado poner en el muelle de Poniente, de la llegada del corresponsal del diario “Zeitung” de Viena y de los frustrados intentos de las autoridades por presentar sus respetos a la ilustre señora, que seguían rechazando los ayudantes en función del carácter incógnito de la turné imperial. Solo el cónsul del imperio Austro-Húngaro pudo subir a bordo del “Miramar” a presentar sus respetos y cortesías».

Francisco Pérez Puche. Las Provincias. 28 de junio de 2007


domingo, 19 de marzo de 2017

El tranvía de los jubilados

El tranvía de los jubilados

«Estaba situado en medio de la arena, enfrente del Sanatorio de Nuestra Señora del Carmen, cerca del monumento a Sorolla.


Cortesía de Tequín Iglesias




https://www.facebook.com/groups/josoc/

Pepe Raga utilizó los tablones de unos bancos inservibles para formar el sendero que facilita la entrada al tranvía. También ha plantado geranios, piteras y adelfas en esa tierra de escombros donde es imposible que germine una mata. Él confeccionó, cosiendo miles de junquillos, las persianas del famoso tranvía. Con clavitos y plástico forró las dos mesas de cocina en torno a las cuales se citan los jugadores del "truc". A él se debe la decoración del vehículo: almanaques con guapas muchachas, reproducciones de Sorolla y postales que han pegado sobre una orla de color.


Luis Vidal

También se ocupó del retrete. Le debió dedicar muchas horas, porque hundir en la arena un depósito de 500 litros, no es pequeña tarea. El orificio queda a ras del suelo, y las estacas velan cualquier silueta.»

Valencianos de la mar

María Ángeles Arazo

Luis Vidal

domingo, 12 de marzo de 2017

La Virgen en el Marítimo

La Virgen en el Marítimo

Con motivo del 25 Aniversario de la Coronación de Nuestra Señora de los Desamparados, se celebraron fiestas en su honor. Éstas comenzaron el 25 de Abril y cada día la Virgen visitaba dos parroquias de la ciudad incluidos nuestros Poblados Marítimos.


En la dársena del puerto

http://ateneomusicaldelpuerto.net/

Así nos cuenta Antonio Sanchis Pallarés, en su libro "Historia de la Malvarrosa", su visita a La Malvarrosa y a la huerta de Vera:

«El recorrido de la Virgen por la Malvarrosa fue un constante clamor. El domingo 30 de Mayo salió de la Parroquia de los Ángeles a las cinco de la tarde. Bordeando el mar del Cabanyal, con el sol en todo lo alto, pasó primero por el Asilo del Carmen en el que, según el cronista, "entre tantas tristezas que recuerdan el purgatorio, se adivina como en parte alguna el cielo"


En la UNL

http://solerdos.blogspot.com.es/

De ahí al Sanatorio de la Malvarrosa, llevando las andas muy bajas "para que los enfermos sintieran muy junto a ellos la mirada buena de esta Mareta"

Ya eran las ocho de la tarde cuando llegó al Asilo - Hospital de San Juan de Dios. "La Virgen llevó a cada camita el rayo de su mirada que es más tibia, más dorada y más saludable que la del sol mismo"

Después se internó por los caminos de la huerta. Eran ya las nueve y media de la tarde cuando la feligresía de Vera recibía a la Patrona con transportes indescriptibles de júbilo.

"Quien los había de dir que la Mare de Deu había de vindre per els camins de Vera"


En la fábrica de Cervezas El Águila

Ya muy avanzada la mañana, se cobijó durante unas horas en la ermita del Molí de Vera. Al salir de nuevo al camino de Vera, hasta los postes de la electricidad se adornan con palmas y murta. El crepúsculo avanza y en las alquerías se encienden bengalas.

(...) El lunes 31 de Mayo la Virgen ha salido a visitar los lugares más significativos del barrio: la Clínica del doctor Segura, el Colegio Internado, la Escuela de Flechas Navales y la Papelera.

Al anochecer, la Virgen se dirige al límite parroquial (...) donde el pueblo de Benimaclet se hará cargo...»


domingo, 5 de marzo de 2017

Las casitas de la Patacona

Las casitas de la Patacona

La Colonia Mar y Sol tiene su origen en las casitas desmontables que se instalaban en la playa de Nazaret.




Nazaret

Todocolección

«En la zona en cuestión se asentaba una colectividad que construyó una insólitas casitas de madera para las que tan solo se requería el permiso de la Comandancia Militar de Marina; con ello se buscaba un veraneo económico, huyendo del agobiante calor de la ciudad.


http://juanansoler.blogspot.com.es/




Era curioso contemplar esta colonia de casitas, que más bien parecían sacada de un cuadro o un film surrealista, alineadas perfectamente y pintadas caprichosamente de vivos colores, aunque prevalecía el gusto barroco.




Pequeños jardines a la entrada de dichas casitas acogían plantas entre las que destacaban los geranios y las murcianas. Sus moradores vivían felices y configuraban una muy particular comunidad que llegado el mes de agosto programaban todo tipo de festejos, verbenas y se alternaban campeonatos diversos.


http://librodenotas.com/




Como quiera que no existe la perfección, aquí también se rompía el idílico ambiente con una acequia que desembocaba en la playa, muy cerca de la casitas, amontonando maderas con algas, frutas podridas y todo tipo de desperdicios que, en fuertes días de calor impregnaban el aire con un hedor insoportable; a ello también se debía unir la presencia en la propia arena del hormigón, tan de moda en esa época en nuestra ciudad, que afeaba el entorno y disminuía el espacio frecuentado por los bañistas.



Era el precio que había que pagar por la modernidad que ya, entonces, se acercaba a la Patacona.


El posterior resultado todos los sabemos.»

Manuel Andrés Ferreira

http://elmasclet.com/

Fotografías sin indicación:

https://www.facebook.com/Historia-del-mitico-barrio-de-la-Malvarrosa

https://www.facebook.com/groups/josoc/?fref=ts

https://www.facebook.com/groups/649323295152306/?fref=ts

domingo, 26 de febrero de 2017

El Recatí

El Recatí. El Perellonet


Hasta 1903 la zona de El Perellonet estaba habitada tan sólo por un pequeño número de pescadores que habían construido algunas barracas pero no residían allí de manera estable. Sin embargo, ese año, con la construcción de la gola del Perellonet, se edificó una pequeña vivienda para el encargado de las compuertas y su familia. Ya en la década de 1920, con la construcción de la carretera Nazaret-Oliva (Valencia) (actual CV-500), empezaron a incrementarse los asentamientos, que para 1930 incluían ya a 10 o 12 familias.



Todocolección


Tras la guerra civil, un grupo de familias con bajo poder adquisitivo provenientes de Valencia se afincó en El Perellonet en busca de un lugar donde construir una barraca para trabajar en la pesca o la agricultura. 


La Correspondencia de Valencia. 24 de febrero de 1908


Las Provincias. 23 de febrero de 1912


Diario de Valencia. 17 de agosto de 1913


El Pueblo. 23 de febrero de 1923


Las Provincias. 5 de noviembre de 1924


Las Provincias. 10 de junio de 1928


La Correspondencia de Valencia. 16 de enero de 1932


Las Provincias. 3 de septiembre de 1933

Los escasos ingresos de estas familias y el penoso estado de las barracas llamaron la atención del marqués de Vallterra que a finales de la década de 1940 comenzó gestiones para edificar una pequeña parcela entre la playa y la carreterra, que se inauguró en 1953 y constituye el núcleo original de la pedanía. La edificación consistía en 26 casas unifamiliares de escasa superficie y una sola planta y una pequeña iglesia, agrupadas en torno a una pequeña plaza.


El Perellonet

Todocolección

Ya a principios de la década de 1960 comenzaron a construirse los primeros edificios turísticos, aunque no fue hasta la primera mitad de la década de 1970 cuando, con la calificación de "zona turística a potenciar" que le daba el PGOU vigente, comenzaró a urbanizarse de manera masiva, con lo que el poblado original quedó unido sin solución de continuidad con una extensa zona de bloques de apartamentos y chalés.

Wikipedia

Playa El Recatí

La playa El Recatí se sitúa en un entorno urbanizado como es el Perellonet, en la desembocadura de la gola del mismo nombre: una salida de l’Albufera al mar, de origen natural.

http://playas.lasprovincias.es/


Al sur de la gola de La Albufera, es una playa tranquila y de arena fina delimitada por zona residencial conocida como El Perellonet, tras la que se extiende una enorme extensión de cultivos de arroz. Es una playa urbanizada que aunque pierde su encanto natural dispone de muchos servicios.

Wikipedia


Todocolección





ABC











Todocolección

Hotel Recatí

«…construido a la orilla del mar, en la playa del Perellonet. Pequeño, sencillo, coqueto en su decoración, firmada por Martínez Peris, prestó servicio tanto a los forasteros que buscaban la clásica hostelería de playa como a los valencianos que buscaban un refugio discreto sin más ruidos que el rumor de las olas. Pero, con el paso del tiempo, no resistió a las inversiones precisas para estar al día: necesitado de una profunda renovación, cedió también a los planes de recuperar la playa y la duna litoral que ocupaba y cerró sus puertas.»

Francisco Pérez Puche. Las Provincias. 26/08/11






















Todocolección


ABC. 19 de noviembre de 1959


ABC. 3 de abril de 1965